Mujeres Castellanas

El colectivo “Mujeres Castellanas” se autodefinen de la siguiente forma: Somos mujeres y somos castellanas. Este es el hecho del que parte nuestro largo caminar de múltiples sentidos hacia la libre decisión de qué mujeres queremos ser (descubrirnos y replantearnos como personas, y no desde géneros, a través de una mirada que sea nuestra y no desde principios extraños) y sobre qué Castilla queremos vivir, porque no sólo somos mujeres sino feministas y no solo castellanas sino también castellanistas.

Surgimos desde el deseo de autoorganizarnos valiéndonos de nuestra propia fuerza y partiendo de nuestra propia fuerza y partiendo de nuestras necesidades, sin dejar de reconocer la importancia fundamental de contar con la solidaridad del resto de la organización para conseguir nuestros –de tod@s- objetivos.

Tenemos muchas cosas que decir, sobre todo porque las mujeres han estado (y en gran parte seguimos) demasiado tiempo silenciadas –hechas callar y/o no escuchadas-, pero este no es el espacio para narrar los orígenes, los por qué y las distintas expresiones de la violencia patriarcal; ya iremos pensando junt@s, aclarándonos, haciendo y deshaciendo y compartiendo todo ello.

Esta lucha que sale de nuestro interior no comienza con nosotras, es mucho lo que tenemos que aprender de la experiencia de otr@s. Es necesario recordar y saber la(s) Historia(s), la de dominación y subordinación y la de creación y resistencia, para poder reconstruir (y deconstruir) desde esos cimientos y desde la libertad y la igualdad unas relaciones diferentes, teniendo primero que descubrir (y no sólo inventar) lo que somos, pues ignoramos demasiado de nosotr@s mism@s y de los mecanismos de opresión, para poder actuar desde ellos y sobre ello.

Y es que a pesar de que ser mujeres y ser castellanas es un hecho que atravieses toda nuestra vida ¡qué de cosas inconscientes e invisibles (invisibilizadas) hay en ello!

Lo que es ser mujer en nuestra cultura no lo podemos separar de lo que es ser varón. Lo femenino y lo masculino constituyen los géneros (que es distinto de los sexos) que a través de la educación no neutra que recibimos lo interiorizamos, naturalizándolos y olvidándolos como construcción social que podemos modificar (debemos saber que los géneros son nuestras criaturas, no nuestros creadores).

Los géneros nos definen y condicionan por completo, nuestra mente y sus [de ellos] ideas, nuestros actos, nuestras relaciones, nuestro cuerpos (sirva de ejemplo la anorexia, la depilación, todo lo referente a la sexualidad, no en el sentido de que lo biológico sea el destino) todo eso que somos y que es tan poco nuestros, porque lo hemos decidido.

Y eso es lo que queremos hacer: Decidir, y para ello necesitamos desenmascarar y poner de manifiesto la ideología patriarcal y misoginia que componen nuestra cultura y a nosotr@s.

No se trata de desechar lo femenino o convertirlo en hegemónico, ni atacar lo masculino, sino de recomponernos desde una nueva gama de valores que construyamos colectivamente, y que incluya lo que consideremos bueno de lo que hoy (y ayeres) se llama femenino y masculino, deshaciéndonos de todo lo negativo, y con ello de la jerarquización según el género, difuminándolo hasta quedarnos simplemente como personas.

Sabemos que en Castilla históricamente la subordinación y la dominación por género, esto es el patriarcado, ha existido. Pero, que nos reclamemos castellanas no significa que aceptemos acriticadamente todo lo que en Castilla ha acontecido, sino que sabemos que es la cultura y a la que pertenecemos, y ello nos ayuda a tomar conciencia.

Conocer que en Castilla el patrón ha sido el varón blanco heterosexual es tan necesario como desear que en Castilla habitemos también y por igual (desde la diferencia) las mujeres, l@s negr@s y amarill@s, l@s que no poseen más que su fuerza de trabajo, l@s homosexuales, y que tod@s luchemos por liberarnos de las imposiciones territoriales/culturales (el españolismo es tan real como los McDonalds que si somos capaces de ver), de la explotación como fuerza de trabajo (aunque a algun@s les llamen parad@s ¡no somos mercancías! de la alienación y reducción a consumidor@s , de la subordinación bajo la ideología patriarcal (la desigualdad persiste por mucho que hayamos avanzado). Queremos redefinirnos por completo desde lo personal, que es político.

Sabemos que esta lucha es dura, que necesita mucho tiempo. Pero TENEMOS MUCHAS GANAS, estamos ansiosas de una Castilla Libre, y Castilla en las relaciones de todo tipo que sobre ella se dan , con los condicionamientos del pasado y las posibilidades del futuro. ¡Decidámoslas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s