Orgullo Crítico 2017

A estas alturas nos ha quedado claro que este año en Madrid se celebra el World Pride, que se espera que lleguen más de dos millones de personas y que el sábado 1 de julio miles de personas recorrerán las calles de la capital tras una pancarta que demandará derechos LGTBI en todo el mundo y la despatologización de la transexualidad. Pero tras todo eso hay mucho más, hay una mercantilización de la diversidad sexual que prácticamente hace que desaparezca el carácter reivindicativo del Orgullo despolitizando la lucha.

Desde la Plataforma Orgullo Crítico Madrid 2017 consideran que “que el nombramiento de Madrid como capital para el desarrollo del WorldPride 2017 supone una amenaza directa a la visión estereotipada de nuestras identidades disidentes sexuales y/o de género, así como a una mercantilización y comercialización de estas y de nuestros derechos.”

El Orgullo crítico comienza en el año 2006 pero la plataforma es “heredera y continuadora de posturas críticas desarrolladas por algunos colectivos en el Madrid de los 90, que estaban vinculados e implicados en movimientos sociales. Iban más allá de las reivindicaciones tradicionalmente ligadas al movimiento LGBTIQA+, tenían en cuenta posturas como el antimilitarismo y la okupación, en un momento en el que otros colectivos comienzan a acercarse al oficialismo, los partidos y la política institucional, haciendo ese recorrido hacia la “normalización” de nuestras identidades que culmina en la aprobación del matrimonio igualitario en 2005.”

Aquí os dejamos su manifiesto y os animamos a sumaros a la manifestación de mañana miércoles 28 de junio que saldrá a las 19:00 de la Plaza de Nelson Mandela.

Frente al orgullo mundial, o World Pride Incorporated, cómo nos gusta llamarle, y su “viva la vida”, este 2017 no dejamos de juntarnos, para estar más fuertes que nunca.

Porque el 28J sigue siendo un día de denuncia, reivindicación y lucha de todas aquellas disidencias de género, sexuales, afectivas y relacionales, seguimos trabajando por un orgullo inclusivo, no mercantilizado, ni mercantilizable, ni consumible. Gritamos para denunciar la utilización capitalista y heteropatriarcal de nuestras disidencias, y cuestionamos un modelo como el de Chueca, donde el dinero y el ocio se venden como referentes de nuestra liberación.

Nos unimos para denunciar el aumento de las agresiones lesbo/homófobas y tránsfobas, y reivindicamos la capacidad de organización, empoderamiento colectivo y autodefensa frente a estas violencias.

Nos juntamos para hacernos fuertes y compartir estrategias de resistencia frente a la discriminación silenciosa a la que se nos intenta someter diariamente en nuestros puestos de trabajo, en las instituciones, por parte del sistema sanitario, en las calles, etc. Frente al sistema que nos obliga a esconder nuestras disidencias, defenderemos nuestra pluma y nuestra integridad física, afectiva y emocional.

Seguimos denunciando las políticas migratorias de la Unión Europea y el cierre de fronteras, responsables de miles de muertes en el Mediterráneo, así como de la violación de los derechos humanos de las personas refugiadas.

Nos oponemos a la instrumentalización por parte del discurso islamófobo europeo de los discursos feministas y pro derechos LGBTIQ+ para criminalizar a la población musulmana —y a otras minorías étnicas— a través de estrategias discriminatorias y racistas como el Homonacionalismo o el pinkwashing.

Mientras que el orgullo oficial nos propone “viva la vida”, las personas migrantes mueren en el mediterráneo, y otras son deshauciadas, pierden su empleo o son represaliadas por luchar.

Como en otros años, estamos trabajando para visibilizar una gran cantidad de identidades, orientaciones, expresiones y opciones fuera de la cisheteronorma y el monosexismo. Para visibilizar que construimos otros tipos de familias y vínculos afectivos, así como otros modos de crianza más allá de la monogamia, de la pareja exclusiva y excluyente con fines reproductivos, y más allá de la jerarquización de las relaciones afectivas en base al sexo y al amor romántico.

Seguimos siendo un orgullo horizontal, anticapitalista, antirracista y transfeminista, autogestionado por bolleras, maricas locas subidas en carrozas, latines, trans*, intersex, negres, queer, arrománticas, asexuales, viciosas, bisexuales, alorrománticas, gordes, sordas, pansexuales, poliamorosas, moras, trabajadoras sexuales, diversas funcionales y muchas más personas que con nuestra existencia cuestionamos la heteronorma.

¡Vivan nuestras vidas que no entran en su orgullo!

¡Disidencia es resistencia!

Plataforma Orgullo Crítico Madrid 2017″

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s